Facíl, ella tiene lo que quiere, juega a lo que se le canta. Es como una rosa hermosa pero si tocas los pinches es dolorosa. Es perra y seductora. Te maneja como quiere y te saca lo que más te duele. Se enamora y es la más debilidosa. Si le rompes el corazón, ella en silencio y tranquila te devolvera con lo mismo que vos le diste. Nena, peligrosa y dulce. Es lo que quiere.